Algunas impresoras Epson están programadas para dejar de funcionar

Los usuarios de ciertos modelos de impresoras de Epson acusaron a la empresa de forzar el llevar su máquina a servicio o comprar una nueva.

La obsolescencia programada es una de esas cosas que odiamos. Le hace daño al planeta, a la industria y – por supuesto – al consumidor que usa productos que están listos para colapsar cuando la empresa que lo vende lo defina. Pocos se salvan de esta mala práctica, y hoy en día sumamos una empresa más dentro de la lista de fabricantes que la aplican: Epson.

Un reporte de Gizmodo recoge el tweet de Mark Tavern, escritor y profesor de la Universidad de New Haven en Connecticut, que trajo a la vida un tema del que ya se tenía pruebas anteriormente. La impresora Epson de su esposa dejó de funcionar un día, acusando la necesidad de llevarla a servicio técnico sin tener una falla aparente.

El mensaje desplegado por la impresora indicaba que el dispositivo había llegado al final de su vida útil, y que tenía que ser llevada a servicio técnico para repararla o, de plano, comprar una nueva.

La impresora en si misma no tenía ningún problema operativo ni nada que le impidiera seguir funcionando; sin embargo, la empresa programó la impresora para que deje de funcionar tras cierta cantidad de páginas para forzar al recambio de una almohadilla porosa que permite recolectar la tinta y así evitar que manche los documentos.

Estas almohadillas se desgastan con el tiempo, y de no ser reemplazados, podrían provocar que algo de tinta pueda escapar de la impresora y dañarla. De este modo, Epson evita responsabilidades ante posible daño sobre el mobiliario y otros bienes del usuario en caso de un problema con esta pieza, a costo de la máquina. Un problema de diseño que termina limitando la funcionalidad.

Sin embargo, muchas otras piezas internas de la impresora son proclives a desgastarse mucho antes que esto sea un problema, por lo que estaríamos ante un nuevo caso de una empresa forzando al usuario a pagar por servicio técnico para “rescatar” las funciones que su impresora sería capaz de seguir haciendo sin mantención.

El software de la impresora se bloquea si no la llevas a servicio técnico, aunque puedes desbloquearlo una vez si fuera urgente imprimir algo. Foto: Epson

Las impresoras afectadas por este problema son las Epson EcoTank L130, L220, L310, L360 y L365, pero podrían haber otras del mismo fabricante que sufran de este problema si fueron fabricadas en los últimos 5 años.

El bloqueo de la impresora puede ser liberado a través de una herramienta de software que la propia Epson liberó. El programa sólo corre en computadores basados en Windows, y entregará al usuario la opción de hacerla funcionar nuevamente por una única vez y durante un corto lapso de tiempo. Luego de eso, llevarla a servicio técnico se vuelve obligatorio.

Esta mala práctica es un flaco favor para una industria en que cada empresa está constantemente enarbolando la bandera de la sustentabilidad, y que constantemente nos recuerda de la relevancia de reducir la basura electrónica y el impacto que el recambio de dispositivos provoca en el mundo.

Forzar al usuario a comprar un modelo nuevo simplemente no es el camino, a menos que sea el camino de salida hacia otra marca que no tome como rehén a sus consumidores.

Total
1
Shares
Previous Post

Samsung lanza sus nuevos plegables el 10 de agosto

Next Post

Netflix tiene juegos, pero casi nadie los juega

Related Posts