BMW i Vision Dee, la alemana le pone color a sus conceptos

El nuevo vehículo presentado en CES 2023 por la alemana busca ser un puente entre lo digital, lo físico y lo emocional. A la venta en 2025.

Tras llevar a CES 2022 un auto que cambiaba de color y diseños en una escala monocromática, BMW ha llegado a la CES 2023 con un auto que dobla la apuesta al cambiar de color. Se trata del BMW i Vision Dee, un vehículo que permite personalizar el diseño de su esquema exterior de forma en extremo sencilla.

BMW i Vision Dee en CES 2023. Foto: BMW

El exterior del vehículo es una pantalla que está compuesta de 240 elementos de tinta electrónica capaz de expresarse tanto en blanco y negro como a color. Cada uno de esos 240 paneles permite personalizar zonas específicas del auto, y en su conjunto pueden cambiar la personalidad del vehículo de forma completa.

Dee es la sigla para Digital Emotional Experience, pues lo que busca evocar esta tecnología de cambio de color es permitirle al usuario conectarse emocionalmente con su vehículo, haciéndolo una expresión de su sentir de múltiples formas distintas.

Su diseño exterior ha sido concebido como el inicio de un nuevo lenguaje de diseño que será usado por la compañía en el futuro cercano, inspirado en los sedanes más compactos que la marca comercializaba en los 80s.

Pero Dee no es sólo un auto. Según BMW, es además una compañera digital que interactúa emocionalmente con sus pasajeros, cerrando brechas entre lo virtual y lo real. De partida, este auto habla – muy al estilo de Kitt – y es capaz de responder tanto a tus comandos como a algunos de su entorno.

De hecho, los comandos de voz son la forma más relevante que tiene el usuario para comunicarse con el vehículo, pues su reconocimiento de lenguaje natural permite al sistema establecer un lazo más emocional con su dueño.

El frontal del auto rescata los clásicos riñones de la alemana y los convierte en un elemento “phygital”. Foto: BMW

Las características más emocionales de este concepto no sólo se remiten al interior o a la operación del vehículo. Su frontal – tanto las luces como los “riñones” característicos de BMW – son objetos físicos que permiten experiencias digitales (o phygital, como se denomina la tendencia) que le permite al vehículo expresar sus emociones y las del dueño de forma explícita.

El auto es capaz de reconocer al dueño, a quien saludará con su voz y un avatar que le representa. Foto: BMW

El auto reconoce a su dueño, y al momento de acercarse para operarlo le da la bienvenida por medio de un avatar que le representa, además de activar todas las personalizaciones favoritas del conductor para una experiencia mucho más cercana entre máquina y humano.

Su panel de instrumentos digital integra una pantalla tipo HUD, y además sensores táctiles que permiten desplegar información relevante de forma discreta, utilizar el sistema de infotainment, proyectar información útil usando realidad aumentada directamente en el parabrisas, o – de plano – consumir experiencias totalmente digitales que enriquecen la experiencia de manejo.

¿Y mencioné que además es 100% eléctrico?

BMW pretende tener a la venta en concesionarios el i Vision Dee tan rápido como en 2025, momento en que este vehículo dará el punto de partida a una plataforma totalmente nueva de vehículos denominada NEUE KLASSE, cuyo software definirá las experiencias que la alemana ofrezca como valor agregado. No sé a ustedes, pero por acá ya me huele a suscripción…

Total
1
Shares
Previous Post

Sony y Honda presentan Afeela, su nuevo prototipo eléctrico

Next Post
close up of person putting smartphone on wireless charger

Qi2 definirá la fuerza del imán en tu cargador inalámbrico

Related Posts