La Formula E presentó el Gen3, su nuevo monoplaza

Más liviano, rápido y sustentable. La tercera generación de autos de Formula E tiene un diseño que no dejará a ningún fan indiferente.

A un par de días de su carrera más icónica, a disputarse en el circuito callejero de Mónaco, la Formula E ha presentado el vehículo que renovará la categoría desde la próxima temporada. El Gen3, un auto absolutamente renovado que evoluciona en aspectos valorados – y esperados – por el público más general, aunque en un cuerpo cuyo diseño luce fuera de lo normal.

La tercera generación de autos de carrera eléctricos es más pequeña que la anterior, y se presenta como el vehículo eléctrico más eficiente, rápido, liviano y poderoso a la fecha, además de ser el primer coche de competición carbono-neutral, lo que además refuerza a la Formula E como un deporte carbono-neutral también.

Imagen: Formula E

Gen3, el salto definitivo de la Formula E hacia la velocidad

El nuevo Gen3 de la Formula E – en teoría – cerrará en gran medida la brecha de velocidad que la separa de otras categorías de primer orden como la propia Formula 1. Este nuevo auto será capaz de lograr velocidades superiores a los 322 kilómetros por hora, o unas 200 millas por hora.

Nada mal para un monoplaza que no tiene grandes asistencias aerodinámicas, puesto que sus alerones no generan una gran cantidad de carga.

Imagen: Formula E

También promete ser en extremo eficiente, esto gracias a un ingenioso sistema de doble motor delantero y trasero. Adelante tendrá un motor de 250 kW, mientras que atrás llevará otro de 350kW, lo que permitirá regenerar más del doble de lo que la actual generación de autos puede lograr. Su eficiencia le permitirá poner 95% de esa energía directamente al piso.

Su reducido tamaño y peso, la falta de apoyo aerodinámico, la notoria asimetría de potencia que ambos motores propician, además de las altas velocidades que estos autos lograrán, acentuarán la exigencia para los pilotos al momento de correr. Pero también exigirá mucho de ellos al frenarlos, puesto que este es el primer auto formula que no tiene frenos traseros hidráulicos.

Imagen: Formula E

Mucha de la potencia de frenado vendrá de la regeneración, principalmente en su tren delantero. Esta nueva capacidad de regeneración hará que el auto largue en déficit, por lo que los pilotos tendrán que regenerar un 40% de lo que necesitan para terminar la carrera.

Y a propósito de carga, el nuevo Gen3 cuenta con el sistema de recarga más rápido en un vehículo. Con una capacidad de 600kW, prácticamente duplica a los cargadores comerciales más avanzados.

El piloto brasileño Lucas Di Grassi (Venturi) – campeón de la categoría en 2016 – confirmó ante la pregunta de The Update que espera que estos autos sean muchísimo más difíciles de manejar. Sin embargo, en conversación. con The Race, señaló además que su acercamiento desde la tecnología motriz pudo haber sido “más agresivo” al dejar de lado la opción de hacerlo 4×4.

Di Grassi espera que esta sea la definición que la categoría y la FIA tomen para la próxima generación.

Imagen: Formula E

Ángulos, la nueva cara de la Formula E

Pero definitivamente lo que más salta a la vista es su apariencia exterior, la que con ángulos muy pronunciados y baja incidencia aerodinámica promete poner una difícil tarea a los pilotos de la categoría.

El diseño de este auto fue profundamente influenciado por Stellantis a través del equipo de diseño de Peugeot. Y no sólo se tuvo en cuenta un aspecto estético, sino también una fuerte vocación comercial, pues el vehículo tiene grandes espacios nuevos para permitir un mayor lucimiento de los auspiciadores de cada equipo.

El alerón trasero prácticamente no hace mayor diferencia aerodinámica. Imagen: Formula E

Esto último fue recogido por la categoría tras el lanzamiento del Gen2, instancia en que los equipos se quejaron de este aspecto en particular.

Por otro lado, el Gen3 se deshace de los arcos de rueda, algo que muchos fanáticos reconocieron como una debilidad de la categoría pues permitía que los pilotos tuvieran una protección extra que permite que los autos recurran a choques y golpes para sobrepasarse. Con este diseño open-wheel los pilotos tendrán que cuidar más el auto durante sus batallas rueda a rueda.

Esto, sumado a la baja incidencia del alerón delantero del Gen3, hacen que el auto tenga mayor resistencia al aire, lo que suma un nuevo factor a la hora de manejar un auto que será muchísimo más rápido e inestable dado el mínimo apoyo aerodinámico que tiene.

Video de presentación del Gen3. Video: Formula E

Formula E Gen 3, la opinión de The Update

Que este auto haya sido presentado en Monaco tiene mucho sentido. No sólo es la carrera más importante y tradicional del año, sino que trae a mi mente una línea de las últimas escenas del clásico de Disney, Ratatouille.

Gen3, vista desde atrás. Imagen: Formula E

En esta secuencia, cuando Anton Ego comienza a escribir la crítica sobre el restaurant del protagonista y su experiencia conociendo al inesperado cocinero, el cronista escribe que “lo nuevo necesita amigos”.

Definitivamente el Gen3 es una propuesta totalmente fuera de lo común a primera vista, pero – del mismo modo – es una forma valiente de acercarse a una nueva etapa de esta categoría. Una donde se le exige madurez y apelar a hacer crecer su base de fanáticos a punta de velocidad y emoción en pista.

Sin embargo, también debe permitirse ser novedosa y romper con ciertas convenciones tecnológicas y tabúes deportivos que giran en torno al mundo motor. Esa es su definición desde el primer día al proponer el experimentar con un nuevo monoplaza, propulsión totalmente eléctrica, correr exclusivamente en circuitos urbanos – aunque eso haya cambiado un poco con el tiempo – y formatos de carrera que han ido mutando con el tiempo.

El nuevo Gen3 se hace cargo de esa valentía, y la encarna en un monoplaza que no busca parecerse a nada, porque la Formula E – guste o no – desde su nacimiento ha buscado ser distinta.

Con una velocidad similar a la de un F1, un nuevo sonido y su radical rediseño, Formula E da un salto hacia territorio que no había visitado. Habrá que ver si los circuitos callejeros siguen siendo aptos para estas nuevas características. Unas que apelan directamente a convencer al crítico y al no iniciado.

Y sobre el look del auto, creo que será genial verlo con los diseños que cada equipo defina imprimirle encima. Tal como cuando vimos el nuevo monoplaza de la Formula 1, el Next Gen de Nascar e incluso el Gen2 de la propia Formula E, el look de lo nuevo puede parecernos extraño al comienzo, pero rápidamente terminaron convenciendo tanto en lo deportivo como en lo estético.

El Gen3 es una fuerte declaración de principios. Es como si desde Formula E dijeran “dejen de compararnos, no somos iguales al resto y no queremos parecernos.”

Sin embargo, será con el tiempo y ya en pista que veremos si es que este cambio hace justicia a todo lo que la categoría promete que traerá esta nueva generación de monoplazas.

Por lo pronto, y hasta que lo veamos en acción, lo nuevo necesita amigos… y acá hay uno.

¿Qué te parece a ti el nuevo Gen3?

Total
4
Shares
Previous Post

TCL lanza promoción de acceso a contenidos de Léeme+

Next Post

Eurovision tendrá la primera canción NFT en su historia

Related Posts