México creará un banco de datos biométrico de usuarios móviles

Los usuarios de líneas móviles en México tendrán que permitir el registro de sus facciones, huellas digitales, tono de voz, y hasta su iris.
Foto: Wikimedia

Para sacar una línea móvil en México, quienes deseen una tendrán que entregar muchísimos datos personales. El Senado mexicano aprobó que el Gobierno local cree un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el que obligará a quien quiera una nueva línea a entregar datos personales en extremo sensibles.

Con 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, el Senado aprobó esta tarde una reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, lo que obligará a cualquier persona que quiera activar una nueva línea móvil a entregar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) datos biométricos, número de identificación oficial, domicilio y otra información.

En cuanto a los datos biométricos exigidos por esta nueva ley, el IFT recolectará la huella dactilar, las facciones del rostro – para lo que el operador tomará imágenes en extremo detalladas al momento de contratar un servicio móvil – además de tu iris y hasta un registro de la voz de todos los dueños de una línea móvil.

¿Y si ya tienes tu línea? Bueno, tu operador tendrá dos años para recolectar tu información y sumarla a este registro. De no cumplir, o si no quieres entregarlos, tendrán que revocar tu contrato y negarte el servicio. Quedarás desconectado, o conectado en la clandestinidad.

De AlejandroLinaresGarcia – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

Los motivos tras esta nueva base de datos en México

Esta no es la primera vez que México intenta crear una base de datos de los usuarios de teléfonos móviles. El Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (RENAUT) falló rotundamente en lograr preservar la integridad de la privacidad de los datos personales de los mexicanos.

De hecho terminó tan mal, que rápidamente llegó al mercado negro la base de datos completa por apenas 500 pesos mexicanos, unos 17.500 pesos chilenos.

Los Senadores justificaron esta nueva instancia de registro debido a la gran cantidad de delitos que se desarrollan en México usando teléfonos celulares. Principalmente extorsión y – más recientemente – suplantación de personas y números telefónicos, robo de celulares, clonación de SIM cards y el uso indebido de aplicaciones que deriva de esta clonación.

Esta ley ya ha sido acusada como totalmente inconstitucional por la cantidad de información en extremo privada e inmodificable que busca recolectar. De hecho los partidos de oposición irán a la Suprema Corte para revertir esta medida, debido a que se vuelve una herramienta potencialmente autoritaria.

Total
2
Shares
Previous Post

¿Otra vez? Una alerta SAE se dispara en el sur de Chile

Next Post

Samsung hará un Unpacked para “el Galaxy más potente”

Related Posts