Review Altec Lansing Nanopods, suenan mejor en mi mente

En un mercado donde los audífonos TWS ganan terreno, los Nanopods son una alternativa de entrada que obliga a ver opciones antes de comprar.

Los audífonos True Wireless son una categoría que ha comenzado a convertirse en el estándar de facto de los auriculares más “casuales” dentro de la industria. Sería injusto decir que los AirPods hicieron que se masificaran, pero sí provocaron que se volvieran un formato apetecido, sobre todo en la búsqueda de alternativas para todo público.

En ese afán aparecen múltiples modelos de entrada para quienes deseen tener un par de este tipo de auriculares, pero sin gastar demasiado dinero para conseguirlos.

A ese mercado apunta directamente Altec Lansing con sus Nanopods, audífonos que fueron presentados durante la CES 2020, y que recientemente cayeron a mis manos – y oídos – para probarlos en el mundo real.

El empaque de los Nanopods de Altec Lansing

Especificaciones técnicas de los Altec Lansing Nanopods

CONEXIÓNBluetooth 4.0
RESISTENCIAIPX5
BATERÍA Y AUTONOMÍAAudífonos – 50 mAh x 2
4 horas de batería
Caja de transporte – 550 mAh
3 cargas completas extra
OTROSControles táctiles para volumen, llamadas y reproducción
Encendido, sincronización y apagado automático
Compatible con Siri y Google Assistant
USB-C
Gomas de ajuste S/M/L incluidas
PESO6.8 gramos x 2
COLORES DISPONIBLESRosado, negro, blanco, azul, rojo, verde, naranjo.

Diseño de los Altec Lansing Nanopods, sus materiales se ven mejor de lo que realmente son

Su empaque al recibirlos es llamativo. Una especie de almeja plástica que resembla totalmente la experiencia de uso de la caja pequeña que usaremos como transporte de los Nanopods.

Brillantes, pequeños y totalmente plásticos. Esa fue la primera impresión que me llevé de los Nanopods al sacarlos de su empaque. Se sienten bien tanto en las manos como en los oídos, que es donde importa.

Livianos y muy cómodos, además de tener un panel táctil.

Importante es notar que la zona donde va el logo de Altec Lansing es además táctil, por lo que podrás tocar los auriculares para ejecutar distintas tareas de reproducción, subir volumen o contestar llamados. Un buen detalle considerando su precio.

Los auriculares resultan muy cómodos para llevarlos puestos mientras hacemos ejercicio, y en mi caso las gomas de ajuste que vienen por defecto funcionan perfecto para el agarre.

Con apenas 8.4 gramos por auricular, los Nanopods cumplen con la parte Nano de su nombre, pues son ligeros y no tienden a soltarse ni siquiera tras una sesión de una hora de trote. La empresa en su momento los promocionó diciendo que eran los más pequeños del mundo… Quizás en CES 2020 lo eran, pero ahora hay algunas otras alternativas que se acercan bastante.

Me gustó que fueran cómodos y livianos.

La caja de transporte también resulta pequeña y muy cómoda. Hecha en plástico mate suave con detalles brillantes, esta pequeña caja ofrece un buen envoltorio para llevar nuestros Nanopods a todos lados y cargarlos en el proceso.

Esta carcasa los cargará 3 veces, extendiendo en hasta 12 horas extra su autonomía de 4 horas por carga, lo que los acerca a otros TWS que compiten hoy en el mercado. Para ver si debes recargarla, sus cuatro LED azules en el frontal te darán una buena idea de cuántas cargas tiene disponible aún antes de conectarla con su USB-C.

Olvídate de carga rápida con este dispositivo, así que planea bien cuándo los pondrás a recargar.

Los Nanopods en su ambiente natural: reproduciendo música.

Sonido de los Altec Lansing Nanopods, agudos destemplados y bajos casi ausentes

Es complejo discutir sobre la calidad del audio de un par de audífonos, pues existen tantas percepciones como alternativas en el mercado. En este caso no hay nada especial en los Nanopods, y suenan como esperarías que sonaran audífonos de su precio.

Lamentablemente eso no es bueno, pues en este segmento siempre estamos abiertos a una sorpresa, pero acá no hay tal cosa.

Los Nanopods ofrecen muy pocos bajos, incluso tocando las configuraciones de audio de nuestro smartphone para mejorarlos. A nivel de agudos, más de alguna vez superaron la capacidad del auricular y “crujieron” ligeramente, haciendo que la definición del sonido fuese poco clara.

Esta pérdida de balance entre agudos y bajos hace que los medios se pierdan en esta marea de audio. De hecho, más de alguna vez la voz parece opacada por la poca presencia que tiene en la configuración con que Altec Lansing dotó a estos audífonos.

La aislación pasiva que la goma del auricular hace en nuestro oído es decente, y aunque no tienen cancelación de ruidoo sea, por su precio… – cumple con llevar la música a nuestros oídos de la manera que puede hacerlo. Nada extraordinario.

La conexión a ratos fue poco sólida, e incluso inconsistente. Diría que es algo de mi unidad de prueba.

Además de esa falta de equilibrio, otro problema apareció mientras los probaba.

En tres oportunidades – separadas por varios días entre ellas – un auricular simplemente se negó a funcionar correctamente. A ratos sonaba uno a alto volumen y otro muy bajo, y en otros momentos ambos sonaban en extremo despacio.

Uno esperaría que estas cosas ocurrieran en zonas donde existan muchas radiofrecuencias conviviendo, como en la propia casa, pero esto ocurrió de forma aleatoria y en diversas situaciones, incluso durante llamadas. Dos veces en iOS, una en un equipo Android.

Para resolverlo, lo único que se me ocurrió fue desconectar y conectar los auriculares al Bluetooth, pero hubo momentos en que sólo volviendo a dejarlos en la caja se arreglaría el problema. Claramente no es lo ideal, pero al parecer hay aún algunas cosas por mejorar en cuanto a la estabilidad de la conexión de estos audífonos.

Confío en que me saqué el premiado, y que esta fue una cosa que ocurrió en mi unidad de prueba. No creo que sea algo masivo.

La calidad de las llamadas también es muy dudosa. Hubo muchos momentos en que tuve que desconectarlos y volver a usar el teléfono cuando mis interlocutores escuchaban más el ruido alrededor que a mí. Los micrófonos de los Nanopods están lejos de ser ideales, y si estás en un lugar como la calle, o enfrentado a alguna corriente de viento, será difícil hacerte entender.

Si los quieres y buscas un sonido rico, entonces mantén tu entusiasmo controlado. La calidad de sonido en general definitivamente no es destacable… pero cumplen con sonar y recibir llamados.

El cargador USB-C de los Nanopods. Carga lento, ojo ahí.

Autonomía de los Altec Lansing Nanopods, casi cumple lo que promete

Altec Lansing promete 4 horas de reproducción antes de tener que cargar los auriculares durante poco más de 60 minutos para volver a 100%. Y aunque estuve cerca, no llegué a las 4 horas prometidas sino a las 3 horas y 45 minutos, lo que – a mi gusto – es bastante bueno.

Más allá de una vez en que gasté totalmente la batería de los audífonos en una sesión de música, la mayoría del tiempo me vi usándolos y guardándolos tras sesiones de ejercicio, caminatas para ir de un lado a otro, y en cualquier instancia en que escuchar música fuera necesario.

Los conectores para carga. Ojo con ellos.

En ese régimen de uso, donde los Nanopods no eran los únicos audífonos que usé durante el tiempo de la prueba, con una carga a tope pude usarlos durante 5 días hábiles sin mayor complicación, lo que es un gran logro.

Pero claro, ese no es el caso de todos, por lo que es muy probable que un uso más intensivo pueda hacer que debas recargarlos sólo una vez a la semana. Eso también suena bastante bien.

Un consejo más. Al momento de recargarlos debes ser cuidadoso, y así asegurarte que ambos auriculares están haciendo contacto con los pins de carga. Resulta muy incómodo quedarse sin batería en uno de ellos simplemente porque no cargó cuando debía hacerlo, incluso cuando esos puntos de conexión tienen imanes para ajustarlos.

Los micrófonos de los Nanopods simplemente suenan mal.

Altec Lansing Nanopods, el veredicto de The Update

A esta altura ya deberías saber que Altec Lansing no es la misma empresa que en los 80s y 90s era sinónimo de alta definición y excelencia. Con esto no quiero decir que hoy no tengan algunos productos que sí se destaquen por su calidad, pero es evidente que los Nanopods no compiten para ser excelentes, sino para ser baratos y masivos.

Es complejo recomendar los Nanopods, a menos que sea para alguien que no quiere gastar mucho en ingresar al mundo de los audífonos True Wireless. Por menos de $30.000 podrás acceder a un equipo con 16 horas totales de autonomía y un diseño muy práctico – incluso bonito.

Pero como contraparte recibirás audífonos que cumplirán con ponerte a escuchar música y recibir llamados, aunque no con la calidad que podrías imaginarte al verlos. Ojo, que por ese precio también te dan controles táctiles e incluso compatibilidad con asistentes de voz, lo que es fantástico en este segmento de precio.

Entre la caja y los auriculares, los Nanopods prometen 16 horas de autonomía. Llegan cerca.

El problema es que el caso de uso más importante – escuchar música – no es óptimo. La débil calidad de sonido realmente es un tema a la hora de algo tan personal y sensorial como musicalizar nuestro día a día.

Por lo que si estás dispuesto a dejar de lado la calidad de audio, y sólo conformarte con un modelo de entrada con ciertas prestaciones avanzadas, los Nanopods podrían ser una de las opciones que manejes antes de definir tu compra.

Pero con el advenimiento de tantas marcas que están lanzando auriculares True Wireless, es cosa de buscar un poco – incluso en AliExpress – para encontrar algunas pequeñas joyas que podrían ofrecerte al menos mejor sonido por ese precio. Busca bien antes de decidir.

Altec Lansing Nanopods - Resumen

Altec Lansing Nanopods - Resumen
64 100 0 1
Auriculares True Wireless de entrada, con un sonido poco definido y micrófonos que dejan bastante que desear. Sin embargo, su duración de batería y la presencia de algunas características avanzadas hacen que no sea mala idea - al menos - considerarlos si quieres comprar unos TWS baratos.
Auriculares True Wireless de entrada, con un sonido poco definido y micrófonos que dejan bastante que desear. Sin embargo, su duración de batería y la presencia de algunas características avanzadas hacen que no sea mala idea - al menos - considerarlos si quieres comprar unos TWS baratos.
64/100
Total Score
  • Calidad de audio
    47/100 Meh
  • Autonomía de batería
    75/100 Muy bueno
  • Diseño y materiales
    69/100 Bueno

Me gusta

  • Precio barato
  • Diseño minimalista
  • Livianos y cómodos
  • 16 horas de batería
  • Gestos táctiles

Me asusta

  • Sonido mediocre
  • Micrófonos mediocres
  • Mucha competencia con mejor calidad de sonido
  • Fáciles de rayar
Total
98
Shares
Previous Post

JBL presenta 11 nuevos audífonos en CES 2021

Next Post

Apple quita la controversial aplicación Parler de la App Store

Related Posts