TikTok confirma que humanos definen lo que es viral

Si bien gran parte de los contenidos más populares siguen siendo definidos por el algoritmo, hay humanos en TikTok que deciden qué impulsar.
Imagen de Nitish Gupta en Pixabay

Un secreto a voces se confirmó recientemente. Un reporte de Forbes comprobó que la red social china TikTok regula de forma directa lo que se vuelve viral o no, privilegiando las relaciones que pueda tener con uno u otro creador de contenidos. Eso en paralelo a lo que su algoritmo pueda empujar, puesto que la curatoría de ciertos videos y tendencias es hecha por humanos.

En voz de un portavoz de TikTok, la red social “promocionará algunos videos para ayudar a diversificar la experiencia de consumo de contenidos”, permitiendo así que los usuarios puedan ver más cosas fuera de lo que el algoritmo les pone en pantalla. De esa forma se evita que sólo una tendencia o un puñado de canciones abarquen el grueso del contenido consumido.

Según Jamie Favazza, ejecutivo de TikTok, la compañía no interviene directamente demasiado seguido. Los contenidos empujados por este medio no son declarados, por lo que el usuario no sabe que un humano le puso ante sus ojos un video específico.

Era sabido que TikTok realizaba estas prácticas; sin embargo, no existía hasta ahora una confirmación explícita de esta situación puesto que los creadores de contenido beneficiados tampoco lo dirían abiertamente. Esto tampoco es algo que sólo sea hecho por TikTok, puesto que Facebook y otros servicios de redes sociales también han impulsado contenidos con curatorías hechas por humanos.

Pero este tipo de curatorías es eminentemente injusta, puesto que define lo que es válido convertir en viral y qué no lo es, forzando visualizaciones que podrían considerarse orgánicas, pero que son poco transparentes en su origen y que siembran una necesaria duda sobre si lo que estamos viendo impulsado en nuestros smartphones llegó ahí por mérito propio o alguien lo está empujando con un fin en particular.

TikTok ya no está sola en el mundo de los videos verticales cortos. Con el impulso que Instagram le ha dado a sus Reels, y el renovado modelo de negocio con que YouTube está impulsando sus Shorts, el formato comienza a poner en aprietos a la empresa de ByteDance. La opacidad de sus métodos, así como las dudas que levanta su manejo de datos personales, podrían comenzar a restarle relevancia entre los creadores de contenido.

Total
13
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Previous Post
black dell laptop on white desk

Microsoft dejará de vender licencias de Windows 10

Next Post

Microsoft anuncia multimillonaria inversión en OpenAI

Related Posts